¿Donde esta la suerte en la Loteria de Navidad?

 

A todos los gustaría saber un truco definitivo, un atajo, una pista para descubrir dónde está la suerte en la lotería de Navidad. La respuesta no es definitiva porque cuando halamos de suerte todo es imprevisible pero sí existen algunas cifras que nos pueden ayudar a contestar a esta pergunta.

 

Los sitios más afortunados

Si hablamos de províncias, las que han tenido historicamente más suerte en la lotería de Navidad han sido Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Alicante. Mientras las que menos veces han tenido la suerte de tocarle el principal premio de la lotería han sido Ávila, Ceuta, Huelva, Melilla, Salamanca, Tarragona y Zamora.

Tampoco hay sorpresas cuando hablamos de Comunidades Autónomas. La más afortunada es Madrid, seguida de Cataluña y Andalucía. Mientras las menos afortunadas son Ceuta y Melilla: allí nunca ha tocado el gordo de la lotería. Los sitios más afortunados tienen también mucho que ver con la afición que existe en el juego y la compra de lotería en estas ciudades o provincias. Ya sabes, cuánto más juegues, más posibilidades tienes de ganar.

Las terminaciones

Otro dato que puede ser crucial a la hora de descubrir dónde está la suerte en la lotería de Navidad es saber cuales son los números o terminaciones que más veces han sido ganadores. En este caso, los más afortunados son el 85 y el 57. Esta ha sido la terminación del Gordo de Navidad 6 veces. El 64 y el 75 han caído 5 veces y el 95 ha sido el número de la suerte en 4 ocasiones. Pero tampoco hay que pensar que solo los números “raros” ganan el gordo. Ya hubo 3 años en los que el Gordo ha terminado en 3 cifras iguales: 25.444, 25.888, 35.999 y 55.666. También hubo ya gordos repetidos. Fue el caso del 15.640 que tocó en 1965 y 1978 y el 20.297 que tocó también dos veces: en 1903 y en el 2006.

A la hora de comprar el décimo cada uno tiene su estratégia para descobrir dónde está la suerte en la Lotería de Navidad. Algunos optan por sus fechas de nacimiento o de boda, otros eligen números que han soñado, capicúas o alguna fecha con significado especial: como el año en el que su equipo ganó la Copa, su código postal o el número de su calle. Cada uno tiene su estratégia pero lo cierto es que es imposible controlar la suerte y eso es lo bonito del juego: hasta el final no podrás saber si habrás ganado o no.