Ganadores de la Lotería de Navidad 

 

Brea, el pueblo con 300 ganadores de la lotería de Navidad

 

Entre los ganadores de la lotería de Navidad del 2016 están 300 vecinos de Brea de Tajo. Los nuevos millonarios se lo tienen que agradecer a la Asociación de amigos de Brea de Tajo. Este grupo de mujeres se desplazó en el 2016 a Madrid dónde compró, como cada año, un número de lotería que luego vendió entre los vecinos con un pequeño recargo de dos euros por décimo para ayudar en la organización de los actos del colectivo. La terminación del número era siempre la misma y en el 2016 la cifra elegida fue el 66513. Brea es un pueblo pequeño y humilde. Casi la totalidad de las familias que allí residen se dedican a la agricultura (al cultivo del olivo) y a muchos la noticia les pilló trabajando. Ahora no se espera grandes lujos con el dinero. Los afortunados dicen que lo usarán para “tapar agujeros” y “ayudar a la familia”, aunque la asociación de mujeres ha aprovechado el premio para hacerse un viaje a Paris.

Antonela Basca, una de las vecinas de Brea ha sido de las que más se ha alegrado. Cuando supo que había ganado la lotería se había separado hacía poco de su marido, quien le había dejado muchas deudas. En diciembre del 2016 llevaba 3 meses sin poder pagar el agua y prácticamente no tenía dinero para comer. Con un hijo de 19 años sin trabajo, el gordo de Navidad le cambió la vida. En este pequeño municipio la lluvia de millones ha sido recibida como un auténtico milagro. "Piensas que nunca toca y de repente, ocurre", cuenta uno de sus vecinos. La clave está en seguir jugando y creer que en algún momento la suerte llegará.

También fue curiosa la reacción de los banco cuando supieron que en Brea había 300 ganadores de la lotería de Navidad. Hasta entonces la pequeña localidad se peleaba para conseguir que una sucursal bancaria se instalase en el pueblo pero todas le contestaban lo mismo: no era rentable instalarse allí porque se trataba de un pueblo de solo 500 habitantes y con una elevada tasa de paro. Todo cambió cuando los banco se enteraron que de la noche a la mañana Brea de Tajo tenía centenas de ganadores de la lotería de Navidad y, de repente, había 120 millones de euros en el pueblo. Automaticamente muchos comerciales se desplazaron hasta la localidad para intentar convencer a los vecinos que ingresasen el dinero en sus entidades bancarias.