Lotería de Navidad

Historia de la lotería de Navidad

Existe desde hace más de 200 años. La historia de la lotería de Navidad ha resistido a una dictadura y a la guerra Civil.

La historia de la lotería de Navidad en España remonta al año 1812. Desde entonces el premio se ha celebrado cada año ininterrumpidamente y de hecho es el segundo sorteo de lotería más antiguo de todo el mundo.

Fue durante el reinado de Carlos II que al entonces ministro de Hacienda se le ocurrió impulsar una lotería que llenase las necesitadas arcas del reino. El monarca pidió ayuda a Italia (experta en este tema debido a la Lotto) y en pocos años tenían todo el sistema en marcha. Consideraban que habían encontrado la fórmula perfecta para, según sus palabras, “aumentar los ingresos del erario público sin quebranto de los contribuyentes”. Fue así que el 18 de diciembre de 1812 se celebró la primera Lotería de Navidad. El número premiado fue el 03604 y el ganador se hizo con 8.000 pesos duros por cada billete (que costaba 40 reales).

La idea conquistó a la sociedad española y desde entonces se trasformó en toda una tradición. Empezó a llamarse “Sorteo de Navidad” en 1892 y con este nombre se celebró siempre independientemente de los problemas económicos o políticos que atravesara el país.

El evento caló tan hondo que ni la Guerra Civil española fue capaz de detenerlo. Entre 1936 y 1939 la sociedad española se dividió en dos bandos: los nacionales y los republicanos. El bando republicano, ante la llegada de los franquistas a Madrid, decidió trasladar temporalmente la capital del país a Valencia pero no por eso se dejó de celebrar el sorteo. Fue la primera y única vez en la historia de la lotería de Navidad que Valencia protagonizó los premios navideños.
Otro de los hitos de la historia de la Lotería de Navidad tuvo lugar un par de años más tarde. En 1939 no hubo uno, sino 2 sorteos. El del bando nacional se realizó en Burgos y el del bando republicano, en Barcelona. Los premios fueron de 27.000 y 22.000, respectivamente. Tras acabar la guerra, en 1939, el sorteo de Navidad vuelve a Madrid y se devuelve a los niños de Ildefonso su protagonismo.

Ya en Madrid, y pese a que en España se vivía en un dictadura, la tradición no se perdió. Bajo el gobierno de Francisco Franco la Lotería de Navidad se siguió celebrando año tras año.

Está considerada como el sorteo con el mejor premio económico de todo el mundo. Desde el 2011 cada billete de lotería premiado con el primer premio (conocido como “el gordo”) tiene un valor de 4 millones de euros. Son 20.000 euros por cada euro jugado.