¿Cuáles son los números más premiados en la lotería del Niño?

¿Cuáles son los números más premiados en la lotería del Niño?

 

El 0 es la terminación que más veces ha tocado en la lotería del Niño. El primer premio del día 6 de enero ha acabado nada menos de en 20 ocasiones en esta misma cifra. Y aunque la suerte no entiende de estadísticas, lo cierto es que muchos prefieren apostar por este número a la hora de comprar su décimo. Los siguientes con más premios son el 7 y el 9. El 7 ha salido en 14 ocasiones y el 9 ha aparecido 13 veces. El 6 y el 5 tampoco se quedan atrás, con 10 veces cada uno. Sin embargo, muchos apuestan por “la lógica inversa” y prefieren elegir el número que menos veces ha tocado. En este caso lo que buscas es la terminación en 3 que solo ha protagonizado el Gordo de la lotería del Niño tres veces. Le siguen el 4 y el 8 con cuatro premios cada uno.

El 20 es el más popular

La estadística va más allá. En la terminación de 2 cifras, la más afortunada hasta ahora en la lotería del Niño ha sido el 20, que ha salido 6 veces. Por su parte, al Niño parece que le gusta más los números pares (que han tocado 57 veces) que los impares (que han salido en 52 ocasiones).

Las terminaciones son importantes porque, aunque no nos toque el Gordo o un segundo o tercer premio, si acertamos cuál es el último número del primer premio recibimos el reintegro (y así el décimo nos sale gratis) y si acertamos los 2 últimos números del Gordo podemos hacernos con hasta 1.000 euros.

Los más buscados

Muchas veces los números más premiados no son los más buscados por los clientes. En España, no sabemos si por tradición o superstición, las terminaciones que primero se venden en las casas de apuestas son el 13, el 5 y el 7. Además en general preferimos los números impares a los pares y no nos gustan los bajos o repetidos.

Desde Loterías y Apuestas del Estado llevan años intentando concienciar a sus clientes que un número bajo (con ceros al principio) tiene la misma probabilidad de ganar que un número alto, sin embargo cada año se repite el mismo escenario: los kioscos en los días antes del sorteo de lotería del Niño se quedan solo con los conocidos como “números feos”, es decir cifras bajas o repetidas. Esas son las que menos venden.