Premios de la Lotería de Navidad 2018

 2.300 millones de euros en juego!

La cifra del Gordo siempre ha ido en aumento (nunca se ha dado el caso que se hayan tenido que bajar los premios de lotería de Navidad). Sin embargo, si miramos las cifras con más atención y tenemos en cuenta el contexto, podemos concluir que realmente la inflación y otras variables económicas han afectado a la economía y eso lleva a que hace un siglo lo correspondiente a 900 euros (el valor de uno de los primeros Gordos) sea más que los actuales 400.000 euros.

La lotería de Navidad lleva en la vida de los españoles desde 1812. Desde entonces se han repartido ilusiones, esperanzas y premios en distintas monedas: reales, reales de vellón, escudos, pesetas y euros. A lo largo de los años (y de los siglos) fue cambiando la moneda pero también la economía y el valor del dinero. Y es por eso que podemos decir que hace decenas de años el Gordo era más generoso que ahora.

De una manzana a un piso

En 1920 un décimo costaba lo equivalente a 0,06 euros y los principales premios de lotería de Navidad eran de 150.000 pesetas, lo que convertido a euros sería unos 900€. Pero si esa cifra te parece muy baja, te tenemos que decir que estás totalmente engañado. 900 euros hace un siglo era toda una fortuna. Se dice que con ese dinero en aquella época se podía llegar a comprar una manzana entera de edificios.  Nada parecido volvería a suceder en la historia de la lotería. Desde entonces los premios de lotería de Navidad siguen siendo importantes pero más que una manzana entera de edificios, ahora con el premio principal de 400.000 euros podrás comprar un piso (o, como máximo, 2, según dónde sea tu ciudad de residencia).

Lo que sucede a día de hoy es que pocas personas compran una serie entera de números y por lo tanto, como cada jugador suele tener solo un décimo de cada número, el premio tendrá que ser dividido. Es lo que sucede con el Gordo. El premio realmente es de 4.000.000 euros, pero habrá que dividirlo por 10 para saber a cuánto le tocará a cada décimo. O, incluso, la mejor solución será decir que el Gordo significa que el ganador recibirá 20.000 euros por cada euros invertido, ya que muchas veces no tenemos ni siquiera un número, sino que una pequeña participación.